Jamón ibérico de bellota Denominación de Origen Dehesa de Extremadura.
  • Jamón ibérico de bellota Denominación de Origen Dehesa de Extremadura.

Jamón de Bellota D.O. Extremadura

407,00 €
Impuestos incluidos

Jamón ibérico de bellota certificado por la Denominación de Origen Dehesa de Extremadura.

Formato
Cantidad

  • Garantía de compra directa al fabricante. Garantía de compra directa al fabricante.
  • Precio final con Iva y envío para España y Baleares. Consultar para Islas Canarias, Ceuta y Melilla. Precio final con Iva y envío para España y Baleares. Consultar para Islas Canarias, Ceuta y Melilla.
  • Política de devolución Política de devolución

Todo comienza a finales de cada año con el inicio de la Montanera, que es el periodo (de octubre a marzo) en el que el cerdo ibérico se alimenta en libertad en la dehesa con bellotas y pastos naturales. Cuando el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Dehesa de Extremadura publica el listado oficial de ganaderos que tras pasar los exigentes controles de calidad reconocidos en el sector, en cuanto a pureza de raza y salud del animal, tienen sus cerdos ibéricos marcados y controlados por la Denominación de Origen.

Durante el periodo de Montanera, veterinarios oficiales de la Denominación de Origen visitan las explotaciones para comprobar el buen desarrollo de estos cerdos ibéricos que darán los jamones, paletas y embutidos ibéricos de la máxima calidad.

Justo después del sacrificio y despiece del cerdo ibérico por maestros artesanos y bajo la supervisión de un técnico de la Denominación de Origen, se procede a colocar el precinto de seguridad que garantiza el control de la calidad de los dos jamones y las dos paletas que genera cada animal.

Como previamente este cerdo fue marcado por la D.O., el técnico puede comprobar según el registro oficial que efectivamente los productos que se elaboren a partir de él, vienen de la mejor materia prima posible.

A partir de este momento, es trabajo del Maestro Jamonero conseguir que dentro de 36 meses este jamón ibérico de bellota sea un manjar exquisito.

Salazón.
Después de colocar el precinto de seguridad el jamón se cubre de sal y se coloca en una cámara de refrigeración con temperatura y humedad controladas.

Lavado y asentamiento.
Posteriormente se lava con agua fría o tibia para eliminar la sal y se traslada a otra cámara refrigerada donde se producirá un reparto homogéneo y natural de la sal en los tejidos. Comienza así, un lento proceso de pérdida de agua donde las piezas adquieren la consistencia adecuada. El tiempo medio de permanencia es de 35 a 60 días, a una temperatura entre 3º y 6º C y con una humedad relativa del 80 al 90%.

Secado y Maduración.
El jamón se cuelga en Secaderos Naturales durante un periodo de entre 6 y 9 meses con temperaturas controladas entre los 15º y 30ºC. Durante este periodo de reposo se asegura la conservación de la pieza y se propicia la distribución uniforme de las grasas en el tejido muscular, que una vez impregnadas en el músculo, proporcionarán el aroma característico y único.

Envejecimiento en bodega.
Después de una clasificación previa según su peso, calidad y conformación el jamón pasa a la Bodega, donde permanecerá 18 meses más con una temperatura controlada de entre 15º y 20ºC y con humedades relativas en torno al 60-80%.

Saber darle a cada jamón el tiempo adecuado en cada una de las fases, según la morfología y características del cerdo, es lo que distingue un buen jamón ibérico de un jamón ibérico exquisito. Y nuestro Maestro Jamonero lleva 30 años haciéndolo.

JBDO

Ficha técnica

Peso
Pieza Entera: 7-7,5Kg - Deshuesado: 3,6-4,2Kg - Loncheado: 20 sobres aprox. de 100 gramos.

También podría interesarle